Viaja por el mundo

Nuestros mejores destinos

4 Lugares del mundo que no te debes perder...

Perdidos y sin rumbo

¿Te encuentras en esta situación? En este artículo te ofrecemos distintos lugares a los que viajar con quien tu quieras y a precio asequible. Si eres un gran viajero, te encuentras en el sitio ideal donde encontrar tu próximo destino.

"La vida no se mide por el número de veces que respiramos, sino por los lugares e instantes que nos quitan la respiración" Gran frase para un verdadero viajero. Si te gusta la naturaleza y la tranquilidad, aprender culturas nuevas y diferentes y conocer lugares extraños, tu lugar es Ubud, en Bali. Ubud está situado en el corazón de la isla de Bali y es conocido por sus arrozales, el Bosque de los monos, el mercado y sus centro de relajación y spa. Por su ubicación tan céntrica, cerca de los templos más importantes de Bali, casi todo el mundo se reserva al menos dos días para Ubud. Es un pueblo tranquilo que combina lo moderno con lo tradicional, pero es muy activo a la vez y casi en cada mes del año la Comunidad de locales junto con los expatriados que viven allí, organizan talleres, exposiciones de pintura, charlas, así como festivales reconocidos internacionalmente con el propósito de hacer de Ubud un lugar de referencia cultural.

Por el contrario, si eres una persona activa con ganas de recorrer una gran ciudad debes viajar a New York sin dudarlo.Nueva York, o New York como muchos dicen, es una gran ciudad con muchas posibilidades.Recorre los senderos a pie o en bicicleta, túmbate en el Sheep Meadow con un pícnic, rema por el lago, emociónate en la fuente de Bethesda… Las posibilidades son infinitas, pero algo está claro: una de las cosas que tienes que hacer en Nueva York sí o sí perderte una o más veces por Central Park, el parque más querido por sus habitantes… ¡Y un oasis espectacular en mitad de la jungla de asfalto!

También tenemos para ofrecerte un viaje histórico para aquellos a los que le gusta conocer los origenes, Alemania.Pasear bajo los tilos de la gran arteria de Berlín para viajar a otra época en sus extremos, desde la gloria imperial de la puerta de Brandeburgo hasta la magnética catedral. Continuar en el DeLorean hasta el regusto futurista prosoviético de Alexanderplatz. Conectar con los prismas de la ciudad. Admirarla desde la semiesfera que Foster ideó para el Bundestag y corretear hasta la claustrofobia por el Monumento a los judíos de Europa asesinados.

Y por último aquellos a los que le gustaría hacer un safari en la naturaleza.Recorrer las interminables dunas, llegar a un oasis y dormir en una tienda bereber, y contempla el cielo estrellado a la noche, los hermosos amaneceres y atardeceres del desierto, son los principales atractivos de viajar al Sahara. Lo más habitual es partir rumbo al Sahara desde Marruecos. Allí hay numerosas empresas que ofrecen paquetes turísticos que permiten elegir entre diversos tipos de excursiones: viajar a pie (seguramente les resulte extenuante), viajar montando un dromedario (lo más recomendable), o hacerlo en un todoterreno.